Microinyecciones de Vitaminas: el secreto “antiaging” de la piel para el verano

piel verano vitaminas

El verano está a la vuelta de la esquina y para tener una piel saludable, bronceada y preparada para resistir las consecuencias de la sobreexposición al sol es necesario prepararse durante los meses previos. Una de las técnicas más sencillas, pero a su vez más efectivas, es la mesoterapia, es decir, la aplicación de microinyecciones mínimamente invasivas con el objeto de incorporar a la piel aquellas vitaminas que le falta para devolver tersura, reafirmar los tejidos y dar luminosidad.

El uso de las microinyecciones dérmicas más extendidas está en el rostro, sin embargo, cara al verano, es muy común los tratamientos para el cuello, el escote, las manos e incluso el cuero cabelludo que permite mejorar la calidad del cabello y, consecuentemente, contribuir a prevenir los problemas de caída en verano. El tratamiento con vitaminas en la piel suele combinarse con otras técnicas como el ácido hialurónico que proporciona mayor firmeza y rejuvenecimiento.

Cada persona tiene una piel diferente y necesidades vitamínicas específicas, y fruto del estudio personalizado que realizamos se determina la mejor composición. En general, las vitaminas que nos ayudan a cuidar nuestra piel son las del tipo A, B, C y E. La A genera pigmento que ayuda al bronceado, aumenta la velocidad de renovación de la piel y favorece la producción de colágeno; la B mejora la elasticidad de la piel y estimula la circulación celular y el color; la C fortalece la piel, sobre todo cuando está más castigada por el sol; y la E tiene importantes propiedades regeneradoras y actúa como antioxidante previniendo el envejecimiento.